This photo taken on February 4, 2020 shows a medical staff member (C) marking a test tube containing samples taken from a person to be tested for the new coronavirus at a quarantine zone in Wuhan, the epicentre of the outbreak, in China's central Hubei province. - The world has a "window of opportunity" to halt the spread of a deadly new virus, global health experts said, as the number of people infected in China jumped to 24,000 and millions more were ordered to stay indoors. (Photo by STR / AFP) / China OUT

La cuarentena y las restricciones se incrementaron este miércoles en China y en el mundo para tratar de controlar la epidemia de neumonía viral que ya ha dejado al menos 560 muertos se ha extendido por una veintena de países.

Las autoridades de Wuhan, epicentro de la epidemia, anunciaron 2.987 nuevos casos, con lo que son ya más de 27.000 los contagiados por el virus.

Tras la cuarentena en toda la ciudad de Wuhan y la provincia de Hubei (centro), que afecta a unos 56 millones de personas, un número creciente de ciudades del este de China están imponiendo restricciones a los desplazamientos a decenas de millones de personas más.

En Wuhan las autoridades reconocieron una “severa” falta de camas, “equipo y material” y que los médicos están desbordados.

La OMS pidió el miércoles 675 millones de dólares a la comunidad internacional y anunció el envío a 24 países de 500.000 mascarillas y 350.000 pares de guantes, así como 250.000 kits de detección del virus a más de 70 laboratorios del mundo entero.

La fundación Bill y Melinda Gates se comprometió este miércoles a invertir 100 millones de dólares en la lucha contra el nuevo coronavirus, de los que 60 millones se consagrarán a la búsqueda de una vacuna, tratamientos y útiles de diagnóstico.

Crece el balance de víctimas

Al menos 560 personas han muerto por el virus 2019-nCoV en China continental (sin contar Hong Kong y Macao), la mayoría en Hubei, según el último balance oficial.

Más de 24.000 casos se han confirmado en el país
, entre ellos, un bebé de un día, según la prensa estatal china.

Cerca de 200 casos se han confirmado fuera de China continental en una veintena de países y los territorios autónomos chinos, 
entre ellos Hong Kong, que registró el martes su primer muerto.

En Estados Unidos se identificó un nuevo caso en el Estado de Wisconsin de un adulto que había esado en Pekín.

Dos aviones militares brasileños partieron para repatriar a brasileños de Wuhan, y otros dos aviones estadounidenses repatriaron a nacionales del gigante chino y otros dos aparatos lo harán el viernes.

En Japón, 3.700 personas de decenas de nacionalidades quedaron en cuarentena 14 días en un crucero tras descubrir que diez personas habían dado positivo al virus. Y en Hong Kong, los 1.800 pasajeros de otros crucero estaban retenidos.

Las autoridades hongkonesas cerraron la práctica totalidad de pasos fronterizos con el resto del país e impondrán a partir del sábado una cuarentena de dos semanas a todos los visitantes provenientes de China.

Las compañías estadounidense United y American Airlines anunciaron el miércoles la suspensión de los vuelos a Hong Kong tras haber cesado los de China continental, e Indonesia interrumpió los vuelos con China, bloqueando a miles de turistas chinos en Bali.