El viejo adagio “QUIEN NADA HACE NADA TEME”, toma relevancia cuando nos encontramos con ciertas actitudes como la del ministro de Salud, Enrique Paris, quien se ha negado a entregar información requerida por fiscalia para desarrollar la investigación que lleva el Ministerio Público contra el Presidente Sebastián Piñera, el ex titular de Salud, Jaime Mañalich, y otras autoridades del Gobierno por el manejo de la pandemia.

La negativa de Paris obligó al fiscal Xavier Armendáriz, de la Fiscalía Centro Norte Metropolitana, recurrir al máximo tribunal para que intervenga luego que el ministro se negara a entregarle la documentación requerida.

Quien pareciera en Pantalla tener siempre una muy buena disposición y voluntad de cooperación con todo el mundo, llamando a la unidad permanente y demostrando una actitud diferente, en medio de la PANDEMIA se cae bruscamente cuando los órganos judiciales requieren de su colaboración , una pésima señal comunicacional y lastimosa muestra de soberbia y nula cooperación desde un ministro que requiere que un País entero adopte posturas de colaboración y voluntad , gesto que el se niega a realizar.

Es tiempo que actitudes como la del Ministro Paris se depongan en bien de esclarecer los manejos de la PANDEMIA y la información que gira en torno a esta materia, que ha tenido diversos vaivenes en nuestro País.

OSCAR CARRASCO SILVA
¡SE PUEDE!