La Fiscalía judicial de la Corte Suprema recomendó rechazar la solicitud de extradición realizada por la embajada de Estados Unidos, contra el empresario Carlos Cardoen por el delito de tráfico de circonio.

Cardoen de 77 años actualmente se encuentra con arresto domiciliario nocturno en su fundo ubicado en la región de O’Higgins.

De acuerdo a lo informado por Radio Bío Bío, la fiscal Lya Cabello señaló que la solicitud no cumple con los requisitos básicos para proceder.

Esto porque la responsabilidad penal de Carlos Cardoen se encuentra extinguida en virtud de la prescripción de la acción penal.

Además, por no cumplir el requisito de la doble incriminación de ocho cargos dirigidos en su contra.

Será el ministro instructor del máximo tribunal, Carlos Aránguiz, el que decidirá en primera instancia si esto lo verá la Segunda Sala de la Corte Suprema.

La solicitud de Estados Unidos surge a raíz de causas pendientes desde 1993 con el país norteamericano que lo acusa de exportar circonio a Irak para la elaboración de bombas de racimo.

En concreto, fue acusado de haber exportado 130 toneladas de circonio desde Estados Unidos a Chile de manera ilegal para fabricar y vender bombas de racimo a Irak entre 1982 y 1989, lo que le habría generado ganancias cercanas a los US$150 millones.