Este lunes en La Moneda se llevó a cabo el primer consejo de gabinete encabezado por el presidente, Sebastián Piñera, tras conocerse el resultado del Plebiscito.
 
Luego del encuentro, tres de los ministros ofrecieron un punto de prensa para dar a conocer la postura que tomará el Gobierno frente al proceso constituyente que ya comenzó.
 
El primero en hablar fue el titular de Interior, Víctor Pérez Varela, quien aprovechó la instancia para destacar la tranquilidad en que se llevó a cabo el ejercicio democrático.
 
“Cada una de las instituciones responsables de esta materia estuvo a la altura de las circunstancias: el Servicio Electoral, las Fuerzas Armadas, Carabineros, los vocales, los delegados de las juntas electorales… todos y cada uno de los que participaron le garantizaron a los chilenos una expresión libre, tranquila y segura tal como el Gobierno lo planteó desde el primer momento”, subrayó el jefe de gabinete.
 
Sobre las celebraciones que se dieron cita en distintos puntos del país, y cuyo centro neurálgico fue la Plaza Baquedano, el ministro Pérez subrayó que mayoritariamente se llevaron de forma tranquila y ordenada.
 
“En la noche la celebración también tuvo su componente alegre, de fiesta democrática. Sólo algunos delincuentes que en algunos lugares trataron de saquear, trataron de atacar a Carabineros y trataron de alterar el orden público, pero la gran mayoría que salió en las distintas ciudades del país a manifestarse lo hizo de buena manera”, afirmó la autoridad.
 
“Ayer fue un ejercicio democrático, quedó afuera la violencia, fue derrotada la violencia y el país definió y decidió un camino y ese camino el Gobierno y todos los actores políticos tenemos que atenernos a ello”, remarcó también Víctor Pérez.
 
Agenda legislativa
Luego fue el turno del ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Monckeberg, el que comentó que durante el consejo de gabinete estuvo muy presente la agenda legislativa del Gobierno, asegurando que hay materias urgentes que no pueden esperar la nueva carta magna.
 
“Hay muchas prioridades y hay temas relevantes que se están tramitando en el Congreso y que evidentemente es de interés del Gobierno sacarlos adelante porque son preocupación”, indicó Monckeberg, señalando que el Presidente les pidió, y particularmente a él, acelerar la tramitación sobre el salario mínimo, la ley de migración y la reforma a las pensiones.
 
El Gobierno está seguro que se trata de cuestiones que para la ciudadanía son importantes, dijo el ministro, por lo que “requieren una respuesta inmediata”.
 
Los desafíos de La Moneda
Por último el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, reveló los seis puntos claves que definió La Moneda para lo que resta del mandato de Piñera. Junto a ello, resaltó el clima en que se llevó a cabo el Plebiscito.
 
“Como Gobierno hoy día amanecimos con el orgullo de haber cumplido una tarea. Y esta es que el Plebiscito fuera realizado de la mejor forma posible y que tuviese una altísima participación”, indicó la autoridad.
 
De acuerdo Bellolio, recuperar los 2 millones de empleos perdidos por la pandemia, reactivar la economía, combatir la pandemia, reformar las pensiones, avanzar en seguridad ciudadana y llevar a cabo los próximos actos electorales son la prioridad del Ejecutivo.
 
Respecto al triunfo del Apruebo y la Convención Constitucional, Bellolio dijo que significan también “una reflexión para quienes estuvimos en el Congreso y para quienes estamos hoy día en el gabinete”.
 
“Comenzamos el momento de una verdadera reconciliación democrática, es el momento de la unidad, es el momento del diálogo, no es el momento de la división, no es el momento de la pelea espuria, no es el momento en que algunos pretendan subirse al carro de la victoria del cual nunca quisieron siquiera que ocurriera”, dijo también el portavoz de La Moneda, emplazando -aunque sin nombrar- al Partido Comunista.
 
“Recordemos que hay algunos que votaron en contra de que existiera el Plebiscito, no quisieron firmar el acuerdo de ese 15 de noviembre. Trataron de poner cortapisas en el Congreso de manera que no se pusiera siquiera en votación”, advirtió.
 
“Yo hago un llamado a que tengamos una verdadera reconciliación democrática, que tengamos diálogo, que nos encontremos en las urgencias de las personas y no en la política pequeña que sólo aleja a la ciudadanía de lo que significa la verdadera política que es la vida en común”, agregó también.
 
Para terminar, el ministro Bellolio enfatizó en que participarán del proceso constituyente porque no serán “meros observadores”, haciendo un llamado a que la oposición no los censure.
 
“Tenemos un rol ahora como Gobierno en acompañar este proceso constituyente tal como lo dispone la Constitución y por supuesto que tampoco somos neutrales en torno a los contenidos constitucionales”, sentenció.